lunes, 4 de mayo de 2015

Las Maldivas 2014: Dudas y más dudas.


Embarcadero en el Aeropuerto de Ibrahim Nasir de Male (Maldivas)
Embarcadero en el Aeropuerto de Ibrahim Nasir de Male
Viajar a Las Maldivas en 2014 me planteó muchas, pero que muchas dudas, situación que, por supuesto, no supuso ningún titubeo para Yayo Y Macarena: Mar, playa, sol y pesca ¿Qué había que cuestionarse?


Vista aérea de atolones en Las Maldivas
Vista aérea de atolones en Las Maldivas
En realidad, nuestro gran viaje del 2014 tenía destino a Sri Lanka, pero resultó ser que los vuelos con llegada y salida del aeropuerto Ibrahim Nasir de Malé, eran mucho más baratos. Por eso hicimos la ruta en tránsito desde Málaga hasta Malé con escala en Londres -volando con la compañía British Airways-; y luego tomamos vuelos de ida y vuelta a Sri Lanka con SriLankanAirlines. Por tanto, era obligadísimo hacer una parada en Las Maldivas y pasar allí unos cuantos días.

Terminal Aeropuerto Ibrahim Nasir de Male (Las Maldivas)
Terminal Aeropuerto Ibrahim Nasir de Male (Las Maldivas)
Los requisitos para entrar en Las Maldivas son sencillos, pues sólo se requiere un pasaporte con validez de 6 meses, un visado de turista gratuito que se expide a la llegada, una reserva de hotel y un billete de vuelta o un vuelo de conexión. Tampoco se requiere ninguna vacuna, pues se trata de un destino libre de paludismo u otras enfermedades de transmisión a través de la picadura de mosquitos.

Entre los problemas que se me plantearon estaba el costoso precio de la estancia, hay que tener en cuenta que nuestro principal destino, Sri Lanka, era baratísimo y que además pasamos allí 18 días. La estancia de una semana en Maldivas ¡casi suponía el presupuesto total de comida, transporte y alojamiento en Sri Lanka!

Habitaciones de hotel como palafitos en Las Maldivas
Habitaciones de hotel como palafitos en Las Maldivas
Por otra parte, no nos hacía ninguna gracia la idea de alojarnos en un Resort y depender de alguien para poder moverte de allí. Vamos a ver, son una pasada de bonitos y tiene su gracia dormir en un palafito -cuando no haya temporal-, pero tras un par de días... Para nosotros, por muy grande que sea el hotel o por extensa que sea la isla, es una sensación de falta de libertad.

Bonitas tonalidades de azul en Maldivas
Bonitas tonalidades de azul en Maldivas
Y por último, a Yayo y a mí, nos parecía bastante absurdo, teniendo tan cerca de España lugares paradisíacos como por ejemplo Cabo Verde -sin querer hacer comparaciones-, con alojamientos igual de maravillosos y un clima inigualable, tener que marchar tan lejos para enclaustrarnos en un Resort y pasar una semana yendo de la piscina al restaurante. No sé, que estas historias no son la nuestra. A nosotros nos gusta más interaccionar con la población, andar a lo salvaje, echar unas cañas hasta que haya anochecido, marcharnos de donde no nos gusta, en fin: comernos la playa y bebernos el mar.

Destaca la viveza de los colores de Las Maldivas
Destaca la viveza de los colores de Las Maldivas
De lo que no cabe duda es que Las Maldivas conforman un país (compuesto por más de 1.000 islas estructuradas en 26 atolones) espectacular por el color y la calidez de sus aguas, la riqueza de su mar y la peculiaridad que tiene el sol al brillar allí. Pero... no sé.

Los colores de un atardecer maldivo
Los colores de un atardecer maldivo
Supongo que esto es cuestión de opiniones. Habrá quien difiera de lo que acabo de exponer, y habrá quien -al igual que hicimos nosotros- tenga que experimentar su propia vivencia para poder hacer un juicio de valor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada